Enseñanza Religiosa Escolar

[Clase de Religión]

 

Debido a la estructura educativa que nace de los planteamientos del Instituto de los Hermanos Maristas en función de la VISIÓN, MISIÓN y los VALORES que la congregación fija para todas sus obras, nace la necesidad de institucionalizar la enseñanza de la Religión Católica, ya que es en el seno de esta Iglesia en donde nace la “aventura” del Padre Champagnat.

 

Una de las verdaderas razones de ser de este Instituto es la de hacer crecer a los niños y jóvenes en el conocimiento de Jesucristo y su mensaje, y esto se consigue a través de la enseñanza de la Religión en todos los niveles educativos del Colegio; además de utilizar también otras actividades que inciden en procesos de evangelización entre los alumnos.

 

La enseñanza religiosa está reglada y sus contenidos están distribuidos y secuenciados desde la Conferencia Episcopal Española, que es el organismo eclesiástico que regula todos los asuntos en torno a la vida de la Iglesia Católica en nuestro país.

Por esta razón, los programas de educación religiosa, así como los libros de texto empleados para su difusión entre los alumnos para el aprendizaje de los contenidos de esta asignatura, son los oficiales, y están autorizados por esta Conferencia y por el Ministerio de Educación para impartir esta enseñanza.

 

Los valores son plato fuerte de esta asignatura, ya que el mensaje evangélico se basa en la aplicación de muchos de ellos en la vida de las personas, ya que nuestra religión se centra en la vida desde dos ámbitos: el “Crecimiento en comunidad” y el “Crecimiento Interior”. Por todo esto, en la enseñanza de la Religión Católica, se trabajan de manera simultánea distintas propuestas de actividades, para ofrecer a los alumnos  el mayor número de experiencias posibles  para “encontrarse” y “encontrar” a Jesús en sus vidas a través de estos aprendizajes.

 

El profesorado que imparte esta área está debidamente autorizado por la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, que es la que otorga las habilitaciones y titulaciones para impartir la Religión Católica y además se autoriza cada curso de manera concreta a cada profesor con la Missio Canónica, que es un permiso expreso del Sr. Obispo de la Diócesis para poder ejercer esta tarea durante el período de un curso escolar.

 

La Enseñanza de la Religión, complementa  los estudios de los alumnos y contribuye a que el crecimiento madurativo de la persona a lo largo de su paso por todas las etapas educativas del Colegio, sea lo más completo posible. Hace real el objetivo del Padre Champagnat: “Formar buenos Cristianos y honrados Ciudadanos”.

 

SUBIR