Equipo de Pastoral

[Alma de la evangelización]

 

Aunque exista un Equipo de Pastoral  nombrado, trabajamos con la mentalidad de que todos los miembros de la comunidad Educativa han de estar implicados en esta tarea. Tienen un papel muy importante todos los profesores que están con los alumnos en el día a día y los animadores de Grupos que intensifican y complementan el crecimiento cristiano de los alumnos que optan por pertenecer a estos Grupos. Pero también lo tienen; la Asociación de Padres “APAMAR”, -con la que hay una estrecha relación de apoyo en todas las actividades-, y el personal de administración y servicios: Recepción, secretaría, cantina, comedor, fotocopiadora y administración.

 

                           

                        

 

El Equipo de Pastoral de nuestro colegio lo forman:

 

  • Delegada de Pastoral: Dña María Jesús Bailo Rech
  • Representante de la Institución Marista: Hno. Francisco García García
  • Coordinador de E.R.E. de Infantil: María del Carmen Rubio Pérez
  • Coordinador de E.R.E. de Primaria: Josefa García Terrada
  • Coordinador de E.R.E. de Secundaria-Bachillerato: Dña María del Carmen Martínez Benet
  • Coordinadora de Interioridad: Dña María del Carmen Martínez Benet
  • Coordinador de Grupos de Vida Cristiana (GVX): Dña Isabel María Alonso Díaz
  • Coordinadora de Solidaridad: Dña María Soledad Ruíz García

 

 

Delegada de Pastoral

Dña María Jesús Bailo Rech
--------- TRAYECTORIA ------------------

María Jesús BailoAunque mi trayectoria en el colegio comenzó a los 6 años, mi vinculación con la obra Marista fue muy temprana por la gran implicación familiar en las actividades del colegio. Durante toda mi vida, he formado parte de la institución, primero como alumna y ahora como maestra de Infantil.

Terminada mi etapa como alumna, tuve muy claro lo que quería estudiar y dónde. Me fui a Úbeda a cursar mis estudios, allí, tuve la suerte de seguir creciendo como persona de la mano de los Jesuitas participando en diferentes voluntariados y campos de servicio, los cuales me proporcionaron una visión más amplia de la sociedad y de lo que tenía que ser la actividad pastoral.

Terminada mi formación como maestra de Infantil, primaria e inglés, volví a Cartagena con muchísimas ganas de empezar a trabajar con niños y cuál fue mi sorpresa cuando en unos días me llamaron del Colegio Marista de Cartagena para continuar formando parte de él, esta vez, ya como maestra de infantil.

Entré con muchísima ilusión, ganas y también con cierto miedo de enfrentarme por primera vez a una clase de niños de 1º de infantil; tan solo tenía 22 años.

Ya en el cole, entré a formar parte de los GVX (grupos de Vida Cristiana), primero como animadora de los más pequeños y más tarde y a lo largo de 4 años como coordinadora. He participado en todas las actividades tanto locales como provinciales y coordinado los campamentos y convivencias desde el 2013. Ahora cumplo mi décimo año en el cole y tengo que decir que me siento maestra de vocación, que me encantan los niños, enseñar, transmitir los valores de mi colegio creando en esos niños un espíritu de familia.

Este año me toca cumplir una función que jamás había imaginado, coordinar la pastoral colegial. Este servicio lo empiezo con mucha ilusión, segura como estoy de la colaboración de padres, profesores y de toda la comunidad educativa porque pienso que la pastoral es obra de todos.

--------- EDUCACIÓN ------------------

Pienso que en educación es muy importante la figura del maestro. Deberíamos involucrarnos, preparar las clases de tal manera que los niños deseen ir al colegio para aprender junto al resto de compañeros. Lo que queremos para la sociedad es lo que debemos promover en la escuela, ser maestro no es solo impartir conocimientos, es aportar a los niños habilidades, actitudes, valores, espíritu crítico… es decir, dar herramientas para ahora y que luego les sirvan para el futuro.

Creo que es importante que el maestro escuche y valore lo que cada niño puede aportar, ya que cuando nosotros sepamos entenderlos, ellos empezarán a entendernos mejor. Será en este momento cuando los niños sientan que son importantes para nosotros, sus maestros y que pueden participar y construir su propio aprendizaje.

Destaco la importancia de saber escuchar, compartir, acompañar y trabajar en equipo en todos los sentidos: padres con hijos, alumnos con alumnos, profesores con padres y profesores con alumnos.

Considero también que es esencial en la educación saber buscar el equilibrio entre exigencia y cariño.

Representante de la Institución Marista

Hno. Francisco García García
--------- Identificación y trayectoria en el colegio ------------------

Imagen4pekeReligioso Marista, con casi cincuenta años de vida religiosa, soy natural de Lorquí. Realicé los estudios de Magisterio de Primaria y obtuve la Licenciatura de Bellas Artes en la Facultad de Valencia. He trabajado en los colegios maristas de Algemesí, Valencia, Murcia y en la Escuela de Magisterio “Luis Vives” de Salamanca. He estado vinculado, durante 16 años, a los Noviciados Maristas de Salamanca y de Torrente (Valencia). Desde hace varios años formo parte del Equipo Directivo del Colegio. Al principio viajando desde Murcia, donde vivía. Ahora, desde septiembre del 2013, dando clase de religión y formando parte de la nueva comunidad marista, situada en la sexta planta de la Residencia AMMA.

---------  Hablemos de evangelización  ------------------

Coordinadora E.R.E. Infantil

Dña María del Carmen Rubio Pérez
--------- Mi trayectoria en el colegio ------------------

María del Carmen Rubio PérezEstamos trabajando en el contenido de esta sección.

Coordinadora E.R.E. Primaria

Dña Josefa García Terrada
--------- Mi trayectoria en el colegio ------------------

josefa

Mi camino en el Colegio empezó hace ya 25 años. Cuando llegué era una joven llena de ilusiones y de ganas de trabajar, con experiencia con jóvenes, porque desde muy pequeña he pertenecido a grupos de vida cristiana en la parroquia, a los scout y he colaborado en asociaciones que trabajaban y lo siguen haciendo, en la inclusión social de los más desfavorecidos.

Durante estos años he intentado hacer realidad en el aula y en cada uno de los espacios colegiales de los que he formado parte el sueño de San Marcelino. He intentado educar desde el amar. En estos 25 años he sido madre tres veces y he elegido este colegio para mis hijos, para que esta comunidad educativa sea uno de los principales referentes en su educación y en su vida.

Además de mi labor en el aula pertenezco al equipo de Innovación Educativa del Colegio y este año emprendo una nueva andadura como miembro del Equipo de Pastora.

--------- HABLEMOS DE EDUCACIÓN ------------------

La palabra “Educación “es para mí una de las palabras con más contenido que conozco. Pero aún más” Educar”. Aunque parece una palabra unidireccional, no lo es en absoluto. Es bidireccional. Y eso es lo más hermoso de esta palabra.

Para mí educar es una relación que surge entre dos o más personas donde se priorizan valores fundamentales como; Amor, confianza, ilusión, respeto, ayuda, empatía, solidaridad, entusiasmo, compromiso…

Creo en una educación desde el amor, pues si no se ama no se puede poner lo mejor que somos y que tenemos al servicio de los demás. Y solo dándonos al otro podemos conseguir que empatice y que confíe en nosotros, que le ilusione lo que le proponemos, que nos pida ayuda cuando lo necesite, que sienta la necesidad de cuidar y velar a los demás, que acepte retos y los supere, que se entusiasme con lo que hace y que entienda que puede y que debe hacer todo aquello a lo que se ha comprometido. Esta manera de educar es la que nos propone San Marcelino, y es el referente que tengo en mi vida no solo para educar a mis alumnos, sino también a mi familia.

Coordinadora E.R.E. Secundaria-Bachillerato e Interioridad

Dña María del Carmen Martínez Benet
--------- Identificación y trayectoria en el colegio ------------------

MarCarmenMtnezDesde niña he mantenido el contacto con los Maristas a través de mi padre y de sus amigos, antiguos hermanos Maristas todos, amigos de la infancia y provenientes de todas partes de España. De ellos aprendí ese concepto de amistad sin fecha caducidad, amistad de la que dura para siempre; la amistad de los que, aunque pasen años sin verse, se abren las puertas de sus casas igual que hacían de pequeños, con el mismo amor y entusiasmo con el que compartían sus vidas en los colegios Maristas. Viviendo en familia.

Como hija de profesores, de niña viví en varios puntos de España y he ido pasando por diferentes colegios de educación Infantil y Primaria: de Cataluña, de la Comunidad Valenciana y, finalmente, de la Región de Murcia. Más tarde cursé mis estudios medios y superiores entre Murcia, Londres y París.

Cuando acabé la licenciatura de Filología Inglesa, me incorporé al mercado laboral desempeñando diversos trabajos, como azafata de congresos y profesora en una academia. Y más tarde empecé a trabajar en nuestro cole, con D. Bartolomé como director y haciendo una sustitución. Seguí en el colegio Marista de Murcia y luego volví a Cartagena, cuando al hermano Miguel lo trasladaron a otro centro. Así, desde septiembre de 2007 estoy en nuestro colegio.

A los pocos años de llegar, empecé mis estudios en Ciencias Religiosas en Granada, en la Facultad de Teología de los Jesuitas. Se trata de una carrera preciosa que ‘te amuebla’ la mente en muchos sentidos. Además, me impliqué en las catequesis de confirmación, cuando había, y en cursos de reciclaje de ERE.

Hace unos años me ofrecieron colaborar como jefa de Departamento de Lenguas Extranjeras y como coordinadora de Bilingüismo cuando el sistema llegó a Secundaria. Y este año también estoy en Pastoral para coordinar la Interioridad.

---------  HABLEMOS DE EDUCACIÓN  ------------------

Tengo ante todo una gran fe en la educación, a la que considero tabla de salvación. Es un proceso que empieza en las familias con el nacimiento del niño o niña, cuando tienen entre 3 y 6 años empiezan su etapa educativa y las familias nos regalan participar en ella y más adelante estos chicos y chicas continúan su andadura en la sociedad.

Hablo de una educación que, conocimientos aparte, intentamos llenar de valores y de amor a María y a Jesús. Una formación integral para que nuestros niños sean “buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

En este mundo en el que vivimos, si hay algo palpable, es su diversidad, y lo mismo sucede en la educación: no hay dos niños iguales, por lo que la cooperación y las diferentes metodologías (inteligencias múltiples, pbl, las TICs, bilingüismo, cooperativo…) nos facilitan la puesta en práctica de nuestra manera de ver la educación, la de ‘los maristeros’, la metodología al servicio de lo más importante en nuestros colegios: nuestros alumnos y alumnas; nuestro más preciado tesoro.

Como educadores del siglo XXI, tenemos el reto ilusionante de ayudar a nuestros chicos y chicas para este mundo, y de hacerlo con “humildad, sencillez y modestia”, teniendo como referencia a San Marcelino y a la Buena Madre.

Coordinadora de Grupos de Vida Cristiana (G.V.X)

Dña Isabel María Alonso Díaz
--------- MI TRAYECTORIA EN EL COLEGIO ------------------

IsaAlonsoMi trayectoria en el colegio comenzó en primero de primaria. Fue en quinto de primaria cuando viví mi primera experiencia dentro de los grupos MARCHA. Poco después desaparecieron. En la etapa de secundaria empezó a llamarme la atención el tema del voluntariado, y fue en segundo de bachillerato cuando volvimos a lanzar los, ahora conocidos, GVX. Se han convertido en una parte esencial en mi vida y doce años después sigo viviéndolos con la misma ilusión con la que empecé siendo una niña. Formar parte de la pastoral desde este ámbito me permite hacer una de las cosas con las que más disfruto: evangelizar y educar a los chicos y chicas del colegio, siguiendo siempre el estilo de Champagnat y de la Buena Madre.

---------  HABLEMOS DE EDUCACIÓN  ------------------

Educar es una mezcla de conceptos que, en mi opinión, no pueden ser excluyentes los unos de los otros. Educar es AMAR, como ya dijo nuestro fundador, Marcelino Champagnat. Es INCLUSIÓN, teniendo en cuenta las necesidades de cada persona y saber cubrirlas. También es ENTREGA, estando al servicio siempre, sea cual sea la situación que se nos plantea. Educar es inculcar esos VALORES que la vida nos va enseñando, aquellos que nos hacen mejores personas y mejores cristianos.

Coordinadora de Animación Vocacional

Doña Patricia De Haro Hernández
--------- Identificación y trayectoria en el colegio ------------------

PatriciaMi vida siempre ha estado relacionada con los caminos del Señor. Primero, estudié en un colegio religioso y mi educación iba en paralelo con esta realidad, Jesucristo.

Cuando crecí, pensé que todas las enseñanzas que me habían dado podía aprovecharlas no solo en mí, sino dejando un granito de arena o “de mostaza” en los demás y comprendí que dar catequesis en ese centro era una opción para lograr ese objetivo, y así lo hice.

Más tarde, la directiva de la agrupación a la que pertenezco me invitó para que colaborara como responsable de culto, pues desde pequeña estaba involucrada en este “grupo de amigos” y, desde ese lugar que me ofrecían, podía aportar lo que sabía, y aprender y cubrir todas esas incógnitas que solo desde esa posición podía llenar, pues estar más cerca de personas con experiencia en este sector siempre es favorable.

En ese tiempo realicé mis estudios, Filología Hispánica fue mi elección. Además, seguí formándome para dar clase y ser profesora, una profesora que no solo impartiera Lengua y Literatura sino que pudiera trabajar con los alumnos eso que a mí me habían enseñado, Jesús y sus valores. Era algo a lo que siempre quería estar ligada, pues es como desde pequeña había vivido y me habían enseñado. La educación y Jesús cogidos de la mano. ¿O, no es Jesús un maestro?

Después de mi formación, tuve la suerte de empezar a trabajar en un colegio con las características a las que yo estaba acostumbrada, un colegio que iba por el mismo camino que había ido mi aprendizaje (todo lo mencionado anteriormente), pues Marcelino de Champagnat y los caminos del Señor representan la ruta que había seguido y quiero seguir, y así, desde septiembre de 2017, comencé en el colegio Maristas de Cartagena como profesora de Lengua y Literatura. Ese mismo año, contaron conmigo para ser catequista y pude disfrutar con mis catecúmenos de su primera comunión.

En ese mismo curso académico (2017-2018) participé en las diversas jornadas que se celebraron en el colegio.

---------  Hablemos de educación  ------------------

Desde pequeños, incluso antes de empezar a andar, nuestros padres nos educan y tienen que dejar una parte de la educación (la de la enseñanza académica) en manos de otras personas. Estas personas somos los educadores, maestros y profesores y, ¡dejan a sus hijos en nuestras manos para que convivamos día a día con ellos y les enseñemos! Por eso, tenemos la obligación y responsabilidad de educar con esfuerzo, paciencia y bondad.

Esto no sería posible si los profesores no tuviéramos amor al prójimo y no nos encantara nuestro trabajo, por tanto, es importantísimo tener vocación y tener claro a lo que quieres dedicarte. Así, los docentes intentamos que nuestros alumnos sean capaces de “abrir su mente” y aprender a explorar ante un problema, proyecto o caso para buscar una solución; llegar a la meta aun teniendo obstáculos; construir una vida independiente... Pero siempre cerca de Jesús, solo siendo dependiente de él y de la Buena Madre que lo acompaña.

Coordinadora de Solidaridad

Dña Maria Soledad Ruiz García
--------- TRAYECTORIA ------------------

msrgDesde que tengo uso de razón siempre he querido estar en Maristas. Recuerdo cómo todos los años mis padres iban a realizar la solicitud para entrar en el colegio y fue por fin en 1º ESO cuando pude entrar como alumna a Maristas.

Manchega de nacimiento, cartagenera de adopción. Desde bien pequeña sentía inquietud por ayudar a mis compañeros de colegio, en el que siempre afirmaba: “de mayor voy a ser maestra”. En mi ciudad natal participé en grupos de catequesis y convivencias, manteniendo una relación cercana con mi parroquia.

El apasionante mundo de la Ciencia se cruzó en mi camino y me llevó a licenciarme en Biología en la Universidad de Murcia. Posteriormente cursé un Máster en Ciencias Forenses y colaboré en diversos proyectos de investigación. De forma paralela a mis estudios impartí clases particulares, manteniendo viva esa chispa de la educación que llevaba ya prendida dentro. Decidí realizar el Máster de Formación del Profesorado y durante el periodo de prácticas fui realmente consciente de que ya no era solo inquietud, sino vocación.

Poco tiempo después, me abrieron las puertas de nuestro Colegio, permitiéndome formar parte de esta gran Familia Marista como profesora de Biología y Geología, como EDUCADORA MARISTA. Siguiendo el sueño de Champagnat, educando mediante el ejemplo y la presencia, transmitiendo mediante la enseñanza las virtudes de Nuestra Buena Madre: humildad, sencillez y modestia, para formar personas de bien.

Como docente que comparte los valores y la identidad Marista he formado parte de la comisión de Solidaridad, participando en el voluntariado que se realiza desde el colegio y formando parte de grupos de vida cristina (GVX).

--------- HABLEMOS DE EDUCACIÓN ------------------

Educar es amar, es presencia, es empatía y cercanía; es guiar, es formar, es ayudar, motivar, es dar y también recibir. Es vivir la diversidad fomentando la tolerancia, la solidaridad y el respeto. Debemos hacer a los alumnos protagonistas de su propio aprendizaje, dotándolos de las herramientas necesarias para ello. Pero también es nuestro deber ser partícipes, junto con las familias, del desarrollo de sus habilidades personales.

Para mí la educación no es solo un ámbito profesional, un mero trabajo. Es una gran oportunidad que se nos ofrece para estar presentes en la vida de parte de esta gran familia, nuestros alumnos. Somos afortunados, asumiendo la gran responsabilidad, de formar parte de su presente para ayudarles a forjar su futuro.

 

SUBIR