Martina, "el corazón siempre abierto"

Domingo, 18 Septiembre 2016 08:47 Testimonios

    Martina durante muchos años ha sido la sonrisa de bienvenida de nuestro Colegio. Llegada en la madurez de su vida a la Familia Marista de Cartagena, que ya conocía hacía tiempo, ha representado para todos nosotros una visión de la acogida y un oasis para el descanso del alma de muchos alumnos/as y familias. Su testimonio nos llena de gozo y le agradecemos la vida que ha entregado a todos desde el estilo marista de sencillez, humildad y modestia. Gracias Martina.

    "Un 7 de enero de 1998 llegué al Colegio Marista "La Sagrada Familia". Comenzaba mi vida laboral, por cierto contenta, porque el trabajo que me tocaba hacer en la Conserjería era algo que siempre lo había hecho.

    Ha habido muchos momentos felices en el Colegio. La labor con los niños siempre es gratificante, si tu has dado un poco ellos te lo devuelven multiplicado con una sonrisa, con un gesto, o cuando una mamá te decía; mi hijo quiere que le cures tu. IMG-20160916-WA0010

    Pequeños detalles que a uno le llenan el alma.

    Lo más valioso que de verdad se ha quedado conmigo es la necesidad de amar y de recibir amor, es lo más hermoso de la persona humana y lo que más nos dignifica y eso los niños te lo enseñan con mucha espontaneidad.

    San Marcelino dice: "Para educar hay que amar". Es bonito, es un estilo de vivir que te hace estar en armonía con todo lo que te rodea.

    Tener el corazón siempre abierto, saber escuchar y pensar que el otro es importante.

    Quiero tener un recuerdo especial para el Hno. Celestino, siempre lo ví atento, generoso y dispuesto a ayudar a los niños. Todo un ejemplo de vida."

 Martina Oreja Elverdín

 

MaristasCT ¡Vive el sueño de Champagnat!

 

Log Bicentenario   Mesa Primeros Hermanos

Modificado por última vez en Lunes, 19 Septiembre 2016 17:09
SUBIR