ABP-Interdisciplinar: de la leyenda a la fotonovela

Martes, 07 Mayo 2019 11:58 Innovación

ABP – INTERDISCIPLINAR: EDUCACIÓN PLÁSTICA, VISUAL Y AUDIOVISUAL – LENGUA CATELLANA Y LITERATURA  LA NARRACIÓN: DE LA LEYENDA A LA FOTONOVELA

   JUSTIFICACIÓN DIDÁCTICA

   COMPETENCIAS

   En el proyecto “La narración: de la Leyenda a la Fotonovela” se favorece el desarrollo de las competencias básicas en la medida en que el alumnado debe resolver un reto comunicativo, en este caso la secuencia propone la creación de una fotonovela como adaptación de la “Leyenda del Legado del moro” perteneciente al libro “Cuentos de la Alhambra” de Washington Irving. Una de las actividades propuestas en relación con el Viaje Cultural a Granada que los alumnos de 2º de ESO realizan en el curso. Y se inserta dentro de los contenidos curriculares de las asignaturas de Lengua castellana y Literatura y de Educación plástica, visual y audiovisual.

   El carácter transversal de las Competencias Básicas implica la necesidad de una aproximación didáctica que contemple la interdisciplinariedad.

   El fundamento de la interdisciplinariedad es colaborar diferentes departamentos con un propósito pedagógico común, proponiendo un desarrollo coordinado y conjunto del aprendizaje. En nuestro caso cada departamento desarrolla contenidos o dimensiones competenciales propios de su materia, no coincidiendo con los del resto de materias implicadas. Compartiendo, sin embargo, el proceso de enseñanza-aprendizaje mediante un portafolio común y una evaluación de resultados en un mismo producto.

   Las diferentes tareas que deben ir realizando implican procesos en los que el alumnado deberá crear, tomar decisiones, llegar a acuerdos en el reparto del trabajo, organizarse y asumir responsabilidades.

   El eje del proyecto es el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística del alumnado centrado, en este caso, en la lectura, conocimiento y recreación de textos literarios clásicos pertenecientes al género narrativo. Se enmarca, por lo tanto, dentro del enfoque metodológico de Educación Literaria y del modelo didáctico de los Proyectos de Comunicación. Es una propuesta basada en la acción y con una metodología activa, cercana a la dinámica de los talleres literarios, en la que todas las tareas de la secuencia están orientadas a la mejora de las habilidades de los alumnos y alumnas para conocer, comprender y valorar el hecho literario. La educación literaria se desarrolla leyendo y recreando el texto a partir de la emoción que despiertan en los alumnos y alumnas de hoy…Por esta razón, tanto las actividades de cada tarea como el conjunto de las tareas de la secuencia forman un todo unitario donde el motor y el final del trabajo es la elaboración de un producto de intención literaria, en este caso de género narrativo, que viene a responder al reto comunicativo que se propone a los alumnos en el proyecto.

   La competencia en conciencia y expresiones culturales está presente en el conjunto de actividades de este proyecto. La lectura, interpretación, valoración y recreación de obras literarias contribuyen al desarrollo de esta competencia, entendida como aproximación al patrimonio cultural y literario; y a una temática recurrente que es expresión de preocupaciones esenciales del ser humano. La recreación de los textos literarios en nuevos soportes hará que el alumnado reflexione y tome decisiones en torno a la selección de elementos literarios, de imágenes y planos, el uso de colores y de tipografías… que desarrollan el sentido estético del alumnado.

   La competencia para aprender a aprender se impulsa con la utilización de propuestas que ayudan a la reflexión sobre el propio aprendizaje y a la autorregulación del mismo. Propuestas como las del Portafolio que se utiliza en todas las tareas del proyecto ayudan al alumnado a desarrollar habilidades y estrategias para gestionar sus procesos y sus estilos de aprendizaje. Asimismo, la utilización del diario de aprendizaje, al finalizar las tareas, constituye una herramienta para autorregular su aprendizaje, para que los alumnos sepan cómo aprenden y cómo pueden mejorar su aprendizaje. Estos aspectos son imprescindibles para lograr las capacidades que les permitan aprender por sí mismos y seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida. Para aprender a aprender hay que conocer cuáles son los objetivos de aprendizaje y los indicadores de evaluación que se van a tener en cuenta en la secuencia.

   La competencia para desarrollar el sentido de la iniciativa y el espíritu emprendedor se puede favorecer mediante el uso de plantillas de observación y de planificación de la tarea que hay que realizar, después de haber negociado y haber fijado los objetivos de la misma. Cualquier tarea de aprendizaje supone analizar y resolver problemas, trazar planes y emprender procesos de decisión, utilizar estrategias adecuadas en cada situación. Por ello, el desarrollo de las habilidades de los alumnos y alumnas para conocer, comprender y valorar el hecho literario contribuye a la regulación, con progresiva autonomía, de la propia actividad y a la mejora de la iniciativa personal. En las actividades, el alumnado tiene que tomar decisiones sobre el proceso de trabajo, repartir tareas, asignar tiempos… así como decidir diferentes aspectos relacionados con la creación de los productos intermedios y finales como en el caso de la narración visual (contenido, fotogramas, ángulos, planos, ambientación…)

   Para desarrollar convenientemente la competencia digital es importante trabajar el proceso de búsqueda, selección y recogida de información y la síntesis y reelaboración de la misma. Para ello, es necesario utilizar fuentes de información diversas. Se desarrolla esta competencia al proponer la utilización de herramientas digitales para la elaboración del producto final mediante el programa “Comic life” y el tratamiento de las imágenes mediante programas de edición fotográfica.

   Desarrollar la competencia social y ciudadana supone que los alumnos se impliquen en la actividad social del aula, que sepan trabajar y actuar en grupo, que participen y que sean críticos y responsables. La participación en el aula, en las diversas actividades de aprendizaje, es un factor imprescindible que da lugar al desarrollo de las relaciones personales y potencia el aprendizaje cooperativo. A lo largo de todas las secuencias del proyecto, los agrupamientos variados y las propuestas de trabajo diversas son claves para desarrollar esta competencia en la que es necesario el desarrollo de las habilidades sociales en el aula: cómo manifestar la propia opinión, cómo mostrar la disconformidad, cómo aceptar las críticas o las alabanzas, cómo llegar al acuerdo… es decir, saber ser un ser social. Por otro lado, la difusión de los textos elaborados en la comunidad educativa constituye una aportación a la sociedad que rompe los muros del aula y da sentido a la tarea realizada.

 

Video 1: Fotonovela

Video 2: Cooperativo TJE

Video 3: Cooperativo Lectura compartida

 

 

cartcartelcambiacast

 

 

 

 

Modificado por última vez en Martes, 07 Mayo 2019 16:59
SUBIR