Hermano José Antonio Ruiz Abeijón: reconocimiento a un ‘hermano de sangre’

Domingo, 04 Agosto 2019 13:21 Colegio

El H. Aureliano García Manzanal, antiguo director de nuestro colegio de Cartagena y actualmente integrante del Consejo Provincial de Maristas Mediterránea, destaca la figura de este hermano por su inmensa labor en África

El ámbito de trabajo de la Provincia Marista Mediterránea alcanza varios países como son los conocidos de España, Italia y El Líbano, pero a ellos se suma también la labor desarrollada en el Distrito del Oeste Africano. Allí, además de la actividad diaria de muchas personas anónimas y oriundas de la zona, han desplegado su inmensa labor personas como el Hermano José Antonio Ruiz Abeijón, de quien pronto se conmemora el aniversario de su fallecimiento y al que, desde nuestra Provincia y aprovechando esta fecha, se le quiere rendir un humilde homenaje y sentido recuerdo con detalles como esta pequeña noticia en la que se reconoce su figura y en la que también se recuerda la canción ‘Hermanos de sangre’, incluida en el disco-libro ‘Los Tambores Hablan’ publicado por nuestra ONGD SED (Solidaridad, Educación y Desarrollo) y que está escrita por nuestro Hermano Aureliano García Manzanal, inspirándose en el mencionado Hermano fallecido y al cual dedica las siguientes palabras:

“A José Antonio Ruiz Abeijón,
Esta canción se escribió pensando en ti, hermano. Comenzó a nacer el 24 de julio de 2014, el mismo día que nos decías adiós. Viviste por África… yo lo vi en tus ojos cientos de veces, en tus gestos de ternura y en la paciencia infinita que mostrabas con los más pequeños. Fuiste esperanza en el lugar donde los tambores hablan … donde los ancianos se sientan a la puerta de sus casas esperando hasta que asome la aurora. Allí te sentabas tú, con ellos. Esperando. Dialogando, a veces en silencio. Compartiendo segundos eternos, que se alargan hasta donde sólo quien conoce el concepto africano del tiempo podría llegar a comprender. Compartiste con África el pan y el hambre, tendiste puentes, derribaste muros. Así entendiste siempre tu misión. Desde tu fe profunda y a la vez sencilla, ser misionero y ser hermano eran la misma cosa.
Y por eso África te conoce y te reconoce como hermano … hermano de sangre”

H. Aureliano García Manzanal

SUBIR