Cartagena Marista: Directorado del Hno. Leocadio (1947-1952)

Martes, 23 Junio 2020 17:55 Comunidad Marista

     El diario “La Verdad” de Murcia, en su sección “Voz de la ciudad de Cartagena”, se hacía eco de la Bendición de una bandera de Acción Católica en el colegio la Sagrada Familia siendo director el Hermano Leocadio (1). Fue madrina en dicha ceremonia la señorita Luisa María García de Biedma, junto con los delegados del Consejo Diocesano.

    El 1 de abril de 1947 quedó grabado en cifras de oro en los anales del colegio Marista de Cartagena y de cuantos tuvieron la suerte de ser testigos del acontecimiento que suponía la creación de la Asociación de Antiguos Alumnos Maristas del Colegio. Fue un acontecimiento íntimo y universal. 

    Los hijos espirituales de los Hermanos Maristas, los que se han educado en sus aulas, los que han pasado su niñez y juventud junto a estos educadores, se han congregado y asociado para formar una sola familia con sus maestros. Se abrazaron y nacieron lazos espirituales y de amistad fraterna bajo la mirada de la común madre Nuestra Señora de la Caridad.

    Hicieron votos para que estos lazos no se rompieran ni se debilitaran nunca. Para que el ingeniero, el abogado, el político, el comerciante, el obrero, el militar, el sacerdote y el Hermano sigan siendo compañeros por su denominador común de Antiguos Alumnos Maristas.

     En octubre de 1948 se encargó al Hermano Honorio (2) , que era un excelente carpintero, que construyera el retablo y el sagrario para la nueva capilla del colegio. El Hermano hizo un presupuesto de unas nueve mil pesetas. Para cubrir este importe se hicieron suscripciones y colectas y se consiguieron algunas donaciones.

     El 20 de agosto de 1949 se adquirieron 42 bancas para las clases ofrecidas en aceptables condiciones por la viuda del último cónsul alemán de Cartagena. La compra se llevó a efecto, pero por estar en litigio los bienes alemanes en España, fue una compra ilegal, por cuya causa se anuló la operación y las bancas volvieron a su procedencia.
Posteriormente la citada señora volvió a ofrecer a los Hermanos su finca con los muebles, por un valor de 350.000 pesetas, asegurando que esta vez tenía autorización para la venta. Como el material estaba en buen estado y el precio era aceptable, el Consejo Local pidió autorización para la deseada adquisición.

     El 6 de junio de 1951 tuvo lugar la solemne entronización del Sagrado Corazón de Jesús en el Colegio. Ese mismo día hubo imposición de insignias de Acción Católica, a los jóvenes aspirantes. Ofició la ceremonia el prelado doméstico de su Santidad, el muy ilustre Sr. Don Ceferino Sandoval Amorós y canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Murcia. Asistieron al acto los Hermanos Directores de Murcia y Cartagena y el Superior de los Misioneros del Inmaculado Corazón de María.

     El Colegio se encontraba adornado con banderas y gallardetes. La imagen fue bendecida en la Parroquia y llevada en procesión hasta el colegio. Fue recibida a los acordes del Himno Nacional y después colocada en su trono. El Hermano Director pronunció la fórmula de Consagración al Divino Corazón.

    Al final todos los alumnos asistentes entonaron el Himno al Sagrado Corazón y al Venerable Padre Champagnat.

     SANTA MISIÓN EN CARTAGENA

    El clima benévolo de Cartagena no convida tal vez a la reflexión, pero esta vez, durante 15 días se vio la ciudad envuelta en un ambiente serio y espiritual. Treinta misioneros, con celo apostólico, procuraron remover la conciencia de muchos y la indiferencia de no pocos. 

     El colegio dio nota cumplida a todos los actos organizados para estudiantes y en más de una ocasión cubrió la sensación de asistencia estudiantil cuando en realidad la concurrencia la componían casi exclusivamente alumnos del colegio.

     El santo obispo, Exmo. y Rvmo. Dr. Sanahuja y Marcé, que la providencia había deparado a la diócesis de Cartagena, aprovechó esta ocasión para girar visita pastoral al Colegio. El célebre patio de columnas, totalmente abarrotado, parecía un enjambre.

      En el vestíbulo fue recibido por el director, el padre capellán y un grupo de alumnos mayores que formaban calle con sus banderas de Acción Católica y Congregación Mariana. “Bendito el que viene en nombre del Señor”

      Se dirigió directamente a la capilla y dio la bendición con el Santísimo. Luego tuvo lugar la recepción. Escuchó complacido el saludo de bienvenida. Después se dirigió a los asistentes, con sencillez y bondad exquisita. Se entretuvo con los niños en asuntos de catecismo. Insistió al Hermano director en que el colegio cuidara sobremanera la formación espiritual de los alumnos. En pocos momentos se ganó el afecto de todos por su sencillez, dejando en nosotros una impresión imperecedera.

      Otro acto de gran trascendencia, como en años anteriores, fue los ejercicios espirituales cerrados de 38 alumnos en el monasterio de los Jerónimos de Murcia. El último día permanecieron toda la noche en vela delante del Sagrario.

 

__________________________________________________

 

(1)  H. Leocadio (Victoriano RUIZ YOLDI) nave en Idocín (Navarra) el 31-05-1907. Casi todos sus destinos son en Andalucía. En Cartagena está como director los cursos 1947-52. A partir de 1966 se dedica a la misión de la provincia Bética en Bolivia. Regresa a Benalmádena en 1988 donde reside hasta su fallecimiento el 09-03-1994.

(2) H. Honorio José (Honorio MOLINUEVO VADILLO) nacido en Bóveda (Álava) el 21-11-1906. Efectivamente sus trabajos de carpintería siguen siendo en la actualidad una admiración en todos los colegios donde dedicó su arte. La provincia ‘Levante’ tiene testimonio en los colegios de Murcia y Denia donde estuvo destinado en la construcción de los actuales colegios. En 1948 se encontraba en Murcia y, desde su taller de ebanistería, atendería este pedido. No disponemos confirmación de donde se encuentra en la actualidad este retablo y sagrario. Estuvo seis años en Roboré (1959-65). El año 1977 está destinado en Córdoba-Maimón donde fallece el 26-01-1992.

SUBIR