Cartagena Marista: Directorado del Hno. Laurentino, mártir (1906-1912)

Viernes, 04 Marzo 2016 16:10 Comunidad Marista

   Mariano Alonso Fuente nació el 21 de noviembre de 1881 en Castrecías (Burgos), en el seno de una familia de labradores. En 1897 empieza su tiempo de noviciado. Dos años más tarde comienza su vida apostólica en Cartagena. Al principio le cuesta bastante mantener la disciplina. Pero pronto logra hacerse respetar. Su carácter franco y ecuánime, su bondad y su ciencia le ganan los corazones, hasta el punto de que cuarenta años más tarde sus alumnos recuerdan con admiración sus eminentes cualidades de educador.

   En 1905, es nombrado director del colegio de Cartagena. Cuando el hermano Berilo, Asistente general, visita esta comunidad encuentra en ella tal unión y dedicación a los alumnos que, admirado, recompensa a los hermanos con una excursión a Orán (Argelia).

 

   En tiempo del Hermano Laurentino el colegio se estableció en la calle Escorial, número 9, perteneciente a D. Luis Angosto. Siendo Director el Hermano Laurentino la afluencia de alumnos fue espectacular llegando a tener el colegio más de  300 alumnos. Pero ese pleno éxito les trajo la malquerencia de los maestros, que resultaban perjudicados, y los despreciaban llamándoles intrusos extranjeros.

   Una turba de mozalbetes asaltó el colegio, pero resultó contraproducente a sus intenciones, pues el público defendió a los Hermanos  y a su obra docente.

   Con ocasión de la inauguración de un grupo de escuelas graduadas, los enemigos de los Hermanos aprovecharon para comparar los locales, cantar las excelencias de los medios pedagógicos que se implantaban en el nuevo centro oficial  y denigraron a los religiosos con mentiras y calumnias. De momento algo lograron, pues los alumnos disminuyeron sensiblemente. Pero la tenacidad de los Hermanos y los magníficos resultados obtenidos en los exámenes oficiales y en la educación de los niños, convencieron a las familias de la equivocación en que habían incurrido.

   En el año 1908, el colegio recuperó de nuevo el nivel de los 300 alumnos que había logrado antes. Ya no se interrumpió la subida. Siendo insuficiente el local donde los Hermanos ejercían su misión docente buscaron otra con mejores condiciones pedagógicas y a tal fin resolvieron acudir a  la ayuda del cielo. iniciando una serie de novenas e implorando la intercesión de San Francisco Javier.

  Por fin, en octubre de 1911, los Hermanos se instalan en un nuevo local, mejor situado, más amplio que el anterior y sito en la plaza de San Agustín, 7

  Este nuevo local permitió ampliar el número de alumnos, hasta un total de 580. Los alumnos recibían junto con la enseñanza religiosa, los conocimientos de la enseñanza elemental, secundaria y comercial.

   El Inspector de Sanidad dio del nuevo local de la Plaza San Agustín la siguiente apreciación: “De la visita que acabo de girar al establecimiento de enseñanza privada que dirigen los Hermanos Maristas, resulta que todos los locales que lo integran se hallan en perfectas condiciones higiénicas, con abundancia exuberante de aire y luz y que ese colegio, en su conjunto merece figurar entre los primeros de su clase en lo que respecta a sus excelentes condiciones bajo el punto de vista sanitario". 

 

   A los 31 años, el Hno Laurentino, abandona Cartagena y toma la dirección del colegio de Burgos, uno de los más relevantes de España. Su acierto es total. Tiene ocasión de formar a un gran número de hermanos jóvenes y logra una gran estabilidad en la comunidad. El hermano Floriberto, Provincial, al presentarle a sus hermanos les dice: Les traigo como director a un Hermano muy devoto del Sagrado Corazón.

   El hermano Eoldo, Visitador, solicita sus servicios como adjunto, ya que la Provincia de España es muy grande, con sus 800 hermanos y más de 60 casas. Pero el hermano Eoldo es enviado a México y el hermano Laurentino de pronto se encuentra solo en la función de Visitador. 

   En 1928, el hermano Laurentino es designado Provincial de la Provincia de España. En Canet de Mar, en el Santuario de la Virgen, renueva la consagración que allí mismo había hecho 31 años antes y pone en manos de María el trabajo que le ha sido encomendado.

   España entra en un período turbulento y trágico y los hermanos tienen necesidad de ser guiados por una persona prudente y firme. En medio de la tormenta, el hermano Laurentino transmite a los hermanos valentía y audacia para resistir y aún para fundar nuevas escuelas, Sevilla, Córdoba, Huelva..., que siguen siendo hoy colegios florecientes. Sabe también crear entre los hermanos un clima de profunda vida espiritual, que dinamiza al apóstol y prepara al mártir. Durante el tiempo de la tormenta, la dedicación espiritual y apostólica de las comunidades llega a un nivel extraordinario. 

   La hora del martirio estaba próxima. El 18 de julio de 1936, el Ejército de África pone en marcha el Alzamiento Nacional. El día 19 estalla la revolución en Barcelona y por la tarde centenares de iglesias y conventos son pasto de las llamas.

   ¿Cuál era el estado de ánimo del hermano Laurentino? El 3 de octubre de 1936 envía al hermano Atanasio a Murcia a socorrer a los hermanos que están en la cárcel. Le encomienda que lleve consigo el Santísimo Sacramento y le da este mensaje: Diga a los Hermanos que desde que estalló esta sangrienta revolución no vivo más que para ellos, me acuerdo de ellos continuamente y no dejo de encomendarles a la protección de la Santísima Virgen.

   El hermano Laurentino tiene la posibilidad de trasladarse a Italia, pero prefiere quedarse con sus hermanos perseguidos. Logra hacer pasar a Francia a 117 jóvenes formandos, pero él y otros 106 hermanos caen en una trampa tendida por la FAI. 

   El 7 de octubre de 1936, en el puerto de Barcelona, quedan arrestados en el buque Cabo San Agustín, que tendría que haberles llevado a Francia después de haber pagado la cantidad de dinero acordada con la FAI.

   Durante la noche siguiente, 46 hermanos de aquel grupo, entre ellos Laurentino y Virgilio, son asesinados en los cementerios de Barcelona.

Modificado por última vez en Sábado, 05 Marzo 2016 19:27
SUBIR