Metodologías Activas

[El alumno es protagonista]

 “Al favorecer la participación y creatividad en el proceso de aprendizaje, ayudamos a los estudiantes a tener confianza en sí mismos. Intentamos no sólo desarrollar conocimientos, sino también enseñarles a aprender a trabajar en equipo, a comunicarse y a aceptar responsabilidades”

(MISIÓN EDUCATIVA MARISTA 135)

 

El enfoque cooperativo de la enseñanza y el trabajo en grupos son metodologías que pretenden superar la tradicional estructura individual y competitiva de la enseñanza.  Creemos que los alumnos tienen mucho que aprender unos de otros si les enseñamos a colaborar y a compartir sus conocimientos para progresar juntos. De esta manera, desarrollarán hábitos de trabajo en equipo y se fomentará la solidaridad entre compañeros.

 

Las implicaciones educativas de la teoría de las inteligencias múltiples son enormes. En la práctica, no todos aprendemos de la misma forma ni tenemos los mismos intereses y en un mundo cambiante como el actual, en el que la diversidad de información es una realidad, la elección resulta inevitable. Este enfoque está sugiriendo a los docentes la necesidad de aplicar estrategias pedagógicas más allá de las lingüísticas y lógicas que predominan en el aula y de adoptar enfoques creativos que se alejen de las tradicionales distribuciones de mesas en filas y columnas con el profesor delante (y en muchas ocasiones por encima), de las pizarras o de la dependencia excesiva de los libros de texto. Los nuevos tiempos requieren entornos que fomenten la creatividad y la colaboración.

 

Mediante el aprendizaje basado en proyectos y en problemas, pretendemos convertir a nuestros alumnos en protagonistas de su propio aprendizaje, potenciando la creatividad y motivándolos para aprender de una manera diferente.

 

Por otro lado, las nuevas tecnologías permiten desarrollar soluciones para un aprendizaje más personalizado, al hacer que los profesores tengan un seguimiento más preciso y actualizado de lo que ocurre en el aula.

 

 

 

 

SUBIR